¡Síguenos en Facebook!
QUISO HURTAR UN AUTOMOVIL PERO LE SALIO MUY MAL

Después de pasar media hora abriendo coches al azar para robar las pertenencias de sus dueños, el ladrón se topó con el auto equivocado. Observa atentamente lo que le sucede cuando intenta romper uno de los vidrios del coche con un ladrillo… Pocos minutos después de que este delincuente recibiera su merecido, el dueño del coche llegó, y llamó a la policía.